Evaluaciones

img_general_review_01.jpg

Elantra

Autoexplora, Junio 2014.

Los sedanes medianos de volumen no han estado tan nerviosos como en estos días, pues con la llegada de Hyundai a México, al menos un par de superventas del segmento podrían estar “en la tablita”.

La entrada oficial de Hyundai a nuestro país ha generado mucho ruido. Hay marcas que lo ven como un reto, otras como un peligro y también quienes creen que no representa (aún) nada para preocuparse. Lo cierto es que con sus tres modelos, Hyundai (jiundei) llega con tres buenas armas para intentar convencer a los mexicanos con argumentos que tienen buen sustentados en otros mercados. Cómo no celebrar la llegada de un nuevo sedán compacto a nuestro mercado, pues es uno de los segmentos más buscados por nosotros lo mexicanos. Por supuesto que el Elantra no la tiene fácil, pues el Jetta, Mazda 3, Corolla y más están establecidos como algunos de los favoritos en el segmento. No obstante, los argumentos de este coreano al menos nos obligan a voltear a verlo como una alternativa, y vale la pena.

El motor es más pequeño y potente que la mayoría de sus competidores, lo que habla de una eficiente plataforma mecánica. La versión que manejamos (el tope de gama) monta una transmisión automática que, sin más, hace bien las cosas. La mancuerna funciona a la perfección y la potencia, incluso a la altura de la Ciudad de México es más que suficiente. El resultado son aceleraciones suaves y progresivas con una sensación predominante de que todo sucede con facilidad.

Con productos como este, no nos queda más que darle la bienvenida a Hyundai a México con los brazos abiertos y soñar con el día en que veamos en nuestro país modelos como el Veloster o el mismísimo Genesis.