Guía práctica sobre la autonomía de un coche eléctrico

Tabla de contenidos

  1. Introducción
  2. Factores clave
  3. ¿Cuánto dura la autonomía en función de la conducción?
  4. Consejos de rendimiento
  5. Vida útil de la batería

1. Introducción

A la hora de comprar un coche eléctrico, uno de los principales factores a tener en cuenta es su autonomía. Es decir: la distancia que puede recorrer el coche con una sola carga de batería.

¿Tendré batería suficiente para ir y volver del trabajo con una sola carga? ¿Cada cuánto tiempo tendré que cargar el coche? Estas son algunas de las dudas más comunes que nos asaltarán si estamos pensando en comprar un coche eléctrico, o dudando entre varias opciones.

Guía autonomía coches eléctricos

En la actualidad, los coches eléctricos son capaces de cubrir sobradamente nuestros desplazamientos diarios más habituales sin necesidad de tener que parar para recargar la batería. Un ejemplo: la versión de 64 kWh del nuevo Hyundai KONA Eléctrico que tiene una autonomía* de hasta 449 kilómetros con una sola carga en uso combinado, y de hasta 619 km en ciudad.

Teniendo en cuenta la distancia media que un conductor recorre a diario, esta cifra, referente en su segmento, significa que con un KONA Eléctrico tendremos autonomía más que suficiente para no tener que preocuparnos en absoluto por nada más que por disfrutar del trayecto.

¿Cómo se determina la autonomía de un coche eléctrico? ¿Es fiable? La autonomía de un coche eléctrico, como el KONA, se determina a través de las pruebas del ciclo WLTP (Worldwide Harmonized Light Vehicles Test Procedure) o “Procedimiento Mundial Armonizado para Ensayos de Vehículos Ligeros”. Es más que fiable, pues el WLTP es un protocolo que entró en vigor en 2017 y que mide, de forma muy realista, tanto los consumos como las emisiones de los vehículos, del tipo que sean.

2. Factores clave

La autonomía de los vehículos eléctricos puede variar mucho dependiendo de factores clave como el peso y el tamaño del coche, el tamaño de la batería o la especificación del motor eléctrico. Además, pueden influir factores como el estilo de conducción, el terreno, las condiciones meteorológicas de cada trayecto en concreto, así como la propia climatización del vehículo.

Puedes maximizar la autonomía y la carga de la batería ajustando el nivel de frenado regenerativo con las palancas situadas en el volante. Por ejemplo en el IONIQ Eléctrico, hay cuatro modos disponibles, cada uno con un nivel de frenado y potencia de carga distinta. La palanca de la izquierda activa el frenado regenerativo más potente, que podrás utilizar para detener el vehículo sin pisar el freno.

Estilo de conducción

Para aprovechar al máximo la autonomía de nuestro coche y poder recorrer la mayor distancia de kilómetros posible, la clave es conducir de forma eficiente y respetando siempre los límites legales.

Cómo se conduce un eléctrico

Una conducción relajada y basada en la anticipación, además de ser una conducción más segura, hará que nos beneficiemos al máximo de las ventajas de nuestro coche eléctrico y aprovechemos mejor las inercias.

Recuerda, como norma general: cuanto más rápido conduzcas, más potencia utilizarás. Y cuanto más agresivamente pises el acelerador o el freno, más energía de batería consumirás.

El terreno

¿Cómo puede influir el terreno por el que conducimos en la autonomía de nuestro coche eléctrico? La respuesta corta, es que el terreno influye directamente en el esfuerzo que ha de realizar nuestro coche y, por tanto, en la energía que necesita para rodar.

Por ejemplo, conducir continuamente por un firme irregular como el de las pistas off-road o por carreteras de montaña con pendientes pronunciadas, provoca que tengamos que aumentar la potencia. Así, consumiremos más energía de la que necesitaríamos normalmente para hacer un trayecto en carretera de asfalto en buen estado y con apenas desniveles.

Terreno y autonomía

Con Hyundai, gracias a la guía de navegación inteligente, se analiza la navegación de la ruta, y avisa al conductor que tiene que reducir la velocidad permitiendo reducir el uso de electricidad y minimizar el uso del freno.

El peso del coche

En cuanto al peso del coche, debes saber que la velocidad de descarga de la batería también depende del peso total de tu vehículo eléctrico, incluidos el número de pasajeros y la cantidad de carga que transportes. A mayor peso total, el coche necesitará un extra de energía. Lo mismo sucede con la cantidad de sistemas auxiliares que utilices mientras conduces, como los faros o la calefacción del habitáculo.

Pensando en esto, por ejemplo, el exterior del IONIQ Eléctrico ha sido diseñado para maximizar el ahorro de combustible. Su coeficiente de resistencia al aire de 0.25 convierte al IONIQ Eléctrico en líder en materia de aerodinámica.

El Clima

El clima es un factor clave que influye directamente en el rendimiento de cualquier tipo de batería. El funcionamiento óptimo de los acumuladores de energía se da entre los 20 y 40 grados centígrados, por eso en países con climas especialmente fríos e inviernos más largos que en España, los intervalos entre carga y carga serán más cortos.

A temperaturas bajas, se ponen en funcionamiento más elementos del coche que consumen electricidad, como la calefacción, los limpiaparabrisas, la luneta térmica, etcétera. En caso contrario, usaremos más el aire acondicionado para que los pasajeros viajen con comodidad. De la misma forma, el coche utilizará los sistemas adecuados para mantener la batería a temperatura óptima.

Los modelos eléctricos de Hyundai disponen de sistemas de calefacción basados en bomba de calor, más eficientes que los sistemas convencionales, pues apenas repercuten en la autonomía del vehículo.

Claves para la optimizar la autonomía de un eléctrico

Todos estos factores se tienen en cuenta en las mediciones del ciclo WLTP, que se hacen en laboratorio, pero en condiciones más acordes con la realidad del automovilista medio. La prueba dura 30 minutos y consta de cuatro fases: baja velocidad, velocidad media, velocidad alta y velocidad muy alta. Además, la pruebas del WLTP van asociadas a las del RDE (Real world Driving Emissions), que se hacen en carretera, a diferentes épocas del año y altitud para medir las emisiones contaminantes (como las de óxido de nitrógeno o NOx).

3. ¿Cuánto dura la autonomía en función de la conducción?

Podría decirse que, de media, los coches eléctricos en la actualidad tienen una autonomía* de aproximadamente 250 km. Por encima de esta media se encuentran, el mencionado Hyundai KONA Eléctrico (con hasta 289 km en uso combinado y de hasta 407 km en ciudad de autonomía* en su versión de 39,2 kWh o de hasta 449 km en uso combinado y de hasta 619 km en ciudad en su versión de 64 kWh) y el nuevo Hyundai IONIQ Eléctrico, con una autonomía* de hasta 311 km según ciclo WLTP.

Autonomía y formas de conducir

Si tenemos en cuenta la media de los kilómetros que recorremos a diario, en ambos modelos la autonomía real es más que suficiente para afrontar los trayectos rutinarios sin problemas, ni necesidad de parar a repostar. ¡Incluso si topas con retenciones! Podrás recargar tu coche cómodamente en casa al final del día, mientras tú descansas. Cuando tengas que volver a salir por la mañana, el coche estará de nuevo al 100%.

En cuanto a viajes más largos, basta con planificarse las paradas que haríamos de igual forma con un coche de combustión para estirar las piernas, y aprovecharlas para recargar el coche si es necesario. Una herramienta muy útil en este sentido es la App Bluelink de Hyundai (compatible con iOS y Android) para tu Smartphone. Entre otras cosas, con esta App podrás encontrar puntos de interés en tu ruta, puntos de carga, programar la carga del coche, verificar el estado de la batería en cada momento ¡y hasta programar la temperatura del habitáculo! Así lo encontrarás a tu gusto antes de retomar la marcha.

Bluelink Hyundai

4. Consejos de rendimiento

Por sus características y mecánica, lo cierto es que un coche eléctrico no se conduce igual que un coche de combustión. Para poder sacar todo el rendimiento a tu coche eléctrico, es importante entender cómo funciona y de qué manera debes conducirlo para hacer un buen uso de este tipo de vehículo. Adaptarse a este nuevo tipo de conducción, no requiere mucho tiempo ni dificultad.

Sea cual sea el trayecto a recorrer, siempre tienes que tener en cuenta que aprovecharás al máximo la autonomía de tu coche si practicas una conducción eficiente. Más suave, más segura, más inteligente y además, más divertida. Las claves: evita acelerones y frenadas bruscas, aprovecha la inercia del coche y su frenada regenerativa y notarás la diferencia.

Rendimiento de la autonomía

El control del acelerador es esencial siempre. Será especialmente útil en ciudad y atascos, cuando las paradas son más constantes. Ser suave con el pedal, reduce significativamente el consumo de energía.

Para recuperar la energía que vamos consumiendo (y no consumir de más), aprovecha al máximo el sistema de frenada regenerativa. El sistema de regeneración de energía utiliza la frenada y la deceleración para acumular energía en la batería, gracias a que puede hacer funcionar el motor eléctrico como un generador.

¿Cómo se utiliza en la práctica? Por ejemplo, ve levantando el pie del acelerador y frenarás poco a poco a medida que te aproximes a un semáforo en rojo en lugar de detenerte en seco cuando ya estés ante él. Al mismo tiempo que reduces la velocidad hasta detenerte, estarás recuperando energía. Aprovecha también la inercia cuando vayas cuesta abajo y maniobra siempre con anticipación.

Rendimiento del coche eléctrico

El uso adecuado del sistema de climatización de tu coche eléctrico también te permitirá maximizar su autonomía. No abuses del aire acondicionado ni de la calefacción. Mejor, mantén siempre el habitáculo entorno entre los 22 y los 24 grados.

El sistema de pre-acondicionamiento del habitáculo, que puedes activar incluso mientras tu coche está cargando, permite ahorrar mucha energía. Si cuando empiezas la marcha la temperatura es la adecuada, mientras conduces no necesitas poner el aire acondicionado o la calefacción y por tanto, tu coche no gastará batería en eso. No olvides que la carga pesada innecesaria en el coche también puede restar algún kilómetro a la autonomía total de tu coche: no lleves peso que no necesites.

Por último, ya se sabe que “es mejor prevenir que curar”: antes de salir hacia tu destino, consulta el estado del tráfico y elige la ruta más eficiente. Gracias a la App Bluelink, puedes hacerlo en cuestión de segundos y así evitarás sorpresas indeseadas.

5. Vida útil de la batería

La batería es el corazón de tu coche eléctrico. Es, en gran parte, la principal responsable de que puedas recorrer kilómetros y kilómetros sin contaminar ni gastar combustible.

Una de las ventajas de un coche con motor eléctrico es que su sistema es mucho más sencillo que el de un coche de combustión con motor térmico, y por tanto el mantenimiento es menor y con muchos menos costes. La batería, es quizá el componente más complejo de este sistema.

Vida útil de la batería del coche eléctrico

En el caso del Hyundai KONA Eléctrico o del IONIQ Eléctrico, por ejemplo, las baterías están fabricadas con polímero de iones de litio, cuentan con refrigeración líquida y un sistema específico que las mantiene siempre en un estado óptimo de carga y eficiencia. En ambos modelos, las baterías tienen garantía oficial de la marca, de 8 años o 160.000 kilómetros. En el caso del KONA MY20 la garantía es de 8 años o 160.000km.

Aparte de lo que indique el fabricante en este sentido, como principio general, una batería no requiere mantenimiento. Aunque, sí puedes llevar a cabo algunas acciones sencillas para garantizar que siempre está en perfectas condiciones y maximizar su vida útil.

Batería del coche eléctrico mantenimiento

Por ejemplo, debes evitar la descarga total de la batería. Lo más aconsejable es considerar recargar la batería cuando el porcentaje sea inferior al 30%. Además, la recomendación general es recargar la batería siempre que sea posible, por la noche, en el punto de recarga que tengamos instalado en nuestro garaje comunitario o en nuestra casa individual. De esta forma, siempre se tendrá un remanente de carga razonable en la batería y además la carga resultará muy económica.

*Autonomía oficial conforme al  Nuevo Ciclo de Conducción WLTP. La autonomía real estará condicionada por el estilo de conducción, las condiciones climáticas, el estado de la carretera y la utilización del aire acondicionado o calefacción.