Manifiesto del progreso

El espíritu de “hacerlo posible” es el núcleo del legado de Hyundai. Es la actitud de progresar, pase lo que pase. Es la curiosidad incesante de acercarse al futuro. De seguir investigando. Lo que una vez fue el deseo de un hombre de conseguir un futuro mejor, es hoy en día la ética de toda una compañía. Hemos hecho un viaje muy largo. Pero no pararemos aquí. ¿Qué es lo siguiente?

La historia de Hyundai

El legado de Hyundai contado en nueve partes.
Movil Desktop Último
  1. El comienzo del éxito.

    La historia del humilde hijo de un granjero que se convirtió en fundador de Hyundai. Chung Ju-Yung, fundador de Hyundai, nació en el pueblo de Asan, situado a unos 48 kilómetros al norte de la zona desmilitarizada de Corea del Norte. Era el mayor de 7 hermanos, por lo que tenía que cuidar de ellos y trabajar entre 15 y 16 horas diarias con su padre. Como recordó años más tarde: “aunque trabajases muy duro, la mayoría de las veces no tenías suficiente para comer”. Pero Chung Ju-Yung siempre fue optimista. Recuerda con mucho cariño levantarse temprano e ilusionarse pensando en lo que podía conseguir para él y su familia. Intentó buscar nuevas oportunidades en Seúl, desde trabajar en la construcción transportando materiales hasta cargar barcos como peón. Aunque su padre siempre se las arreglaba para encontrar a su hijo cuando desaparecía y llevarlo de nuevo a la granja, Chung Ju-Yung nunca se rindió. Tras múltiples intentos de escapar de su casa, su sueño vio por fin la luz: en tres años pasó de repartidor de arroz a director y dueño de una tienda de arroz en Seúl. Al acercarse la Segunda Guerra Mundial, Chung Ju-Yung se vió obligado a dejar su tienda, pero el sueño de conseguir algo mejor no desapareció. Continuó trabajando hasta lograr crear un taller de reparación de coches que reparaba cinco veces más rápido que la competencia. Esta ingeniosa idea sentó las bases de lo que hoy en día es la empresa global de automóviles que conocemos como Hyundai Motor Group.
  2. Abriendo un nuevo camino hacia el futuro.

    Atreverse a reconstruir el país en tiempos difíciles. “Quise ayudar a construir Corea para que mis hijos tuvieran una vida mejor” – Chung Ju-Yung. A principios de los años 50, Corea estaba en guerra. Los problemas económicos y políticos crecían y era casi imposible conseguir inversiones. A pesar de ello, Chung Ju-Yung tenía la ambiciosa aspiración de reconstruir su país. Esta visión iba en consonancia con Hyundai, que significa “tiempos modernos” en coreano. Así, decidió fundar Hyundai Civil Works en 1947, fusionándolo en el año 1950 con Hyundai Construction Company. Su primer reto fue la reconstrucción del puente Goryeong. A pesar de la falta de formación en construcción de puentes, Chung siguió adelante con su espíritu de “hacerlo posible”. El puente fue completado con éxito y Hyundai se convirtió rápidamente en responsable de la construcción de gran parte de las carreteras de Corea del Sur, logro que le conduciría más tarde a la creación del primer coche nacional de Corea: el Pony. Chung necesitaba nuevos retos, y el siguiente llegó con la batalla de ingenios contra el comité de expertos de la construcción de la presa Soyang. Aunque no tenía experiencia en la construcción de presas, tras estudiar los planos, Chung Ju-Yung declaró que el comité de expertos encargado de construir la presa cometía un error al proponer una presa de cemento. Una presa de grava sería más segura y se construiría más rápido. Los expertos del comité enfurecieron al ver su informe y no creían en su propuesta. Sin embargo, la presa propuesta por Chung todavía se mantiene en pie. Un testimonio simbólico de la duradera base de Hyundai.
  1. 1
  2. 2
Movil Desktop Último
  1. “¿Lo has intentado?”

    Cómo una tortuga convenció a un duro comité de inversores. Hyundai se había labrado una gran reputación en el sector de la construcción gracias a su aporte a la infraestructura de carreteras coreana. Pero la visión de Chung Ju-Yung abarcaba mucho más. Quería llevar Corea más allá expandiendo el negocio internacionalmente. Y qué mejor forma que hacerlo que construyendo barcos. Sin embargo, Corea nunca había construido un barco carguero, por eso cuando uno de los ingenieros escuchó la idea de construir un barco dijo “¡es imposible!”. Chung Ju-Yung contestó: “¿cómo sabemos que algo es imposible si no lo hemos intentado?”. Para conseguir los fondos de esta complicada idea, Chung Ju-Yung sacó un billete de 500 wones de su bolsillo y se lo enseñó a los inversores. En el billete aparecía una reproducción del famoso barco coreano Tortuga, el primer buque acorazado del mundo, construido en 1592. El entusiasmo y la innovadora presentación de Chung consiguieron los fondos para Hyundai. Así, en 1972, nació Hyundai Heavy Industries. Este fue el momento de la historia de Hyundai que dio lugar a la expresión “¿lo has intentado?”, una sencilla pregunta que se convirtió en la filosofía de la compañía y en la consigna interna que hoy en día continúa en Hyundai.
  2. Con vistas al horizonte

    La apuesta de Hyundai por lo no convencional lo posiciona como ganador. En la década de los setenta, el presidente Park Chung-hee quería reavivar la economía coreana. Para ello, animó a las compañías coreanas a expandir sus negocios globalmente. Hyundai tomó la iniciativa de nuevo. Tras varios proyectos exitosos en Irán y Bahréin, la compañía fue invitada a liderar uno de los proyectos con más riesgo en Oriente Medio: el puerto de Jubail. El ambiente en Riyadh era tenso. Después de una complicada cumbre climática, Hyundai fue anunciado como ganador. Sin duda, fue su enfoque innovador el que hizo proclamarse como el elegido. Enviando 120.000 toneladas de material desde Ulsan, en Corea, hasta Arabia Saudí, Hyundai consiguió disminuir los costes drásticamente y reducir en ocho meses el plazo de construcción. El proyecto del puerto de Jubail acabó siendo conocido en la industria como una maravilla del mundo de la construcción, con un proyecto que movió activos equivalentes a la mitad del presupuesto nacional de Corea en el año 1976.
  1. 1
  2. 2
Movil Desktop Último
  1. La construcción del coche nacional

    El sueño automovilístico de Chung Ju-Yung se hace realidad “Si las carreteras son las venas de nuestra nación, los coches son su sangre” - Chung Ju-Yung. Hyundai ya había demostrado su valía en carreteras y puentes, pero el siguiente paso era llenarlos. En 1967, durante la segunda oleada de reconstrucción nacional en Corea, Chung Ju-Yung creó Hyundai Motor Company. Antes de comenzar su actividad, HMC buscó un asistente de diseño. El elegido fue el expresidente británico de Leyland, Sir George Turnbill, que fue contratado inmediatamente como vicepresidente de Hyundai Motor Company. Con la experiencia de Sir Turnbull, Hyundai construyó un centro de ingeniería y una nueva planta de montaje en Ulsan. La planta de montaje de Ulsan se construyó en un pantano vacío. Mientras otros veían el pantano como un obstáculo, Chung Ju-Yung lo vio como una oportunidad. Como Sir Turnbull dijo en una ocasión: “Chung creía que podía alcanzar cualquier meta si se dedicaba por completo a ella”. Pronto, su visión se convirtió en realidad, y el primer coche de producción masiva de Corea, el Pony, salió de las líneas de producción, ganándose el apodo Kuk-min-cha, que significa “el coche de la nación”.
  2. Acercando Hyundai al mundo

    Cómo Hyundai pasó de su nacimiento a producir 400.000 coches en 10 años. “Si podemos construir barcos en Corea, ¿por qué no coches?" -Chung Ju-Yung A las pocas semanas de abrir la nueva cadena de producción del Pony, Chung Ju-Yung anunció que exportaría cinco mil coches a otros países. Sir Turnbull estaba asombrado, ya que los coches no estaban preparados para el mercado internacional. Pero Chung Ju-Yung estaba seguro de sí mismo. Michael Porter, experto encargado de la gestión, al ver la actitud de Chung Ju-Yung, dijo: “la audacia incorruptible es un fenómeno que pocos occidentales pueden comprender, y mucho menos tener. Es un ejemplo perfecto de emprendimiento…”. Entre 1972 y 1978 Hyundai Motor Company afrontaba problemas de financiación. Pero en contra de todas las previsiones, Chung Ju-Yung decidió construir una fábrica de automóviles con una décima parte del coste estimado, con un objetivo de ventas internacionales de 300.000 vehículos. En el año 1986 Hyundai había alcanzado con creces este objetivo. Las ventas de Hyundai Motor Company habían sobrepasado los 400.000 vehículos, convirtiéndose en el primer vendedor de Corea, y preparado para expandirse internacionalmente. Hasta hoy, Hyundai Motor Group es una de las cinco compañías automovilísticas líderes en el mundo.
  1. 1
  2. 2
Movil Desktop Último
  1. El progreso no significa nada sin humanidad.

    Chung Ju-Yung paga su deuda 55 años después. Chung Ju-Yung siempre estuvo preocupado por el bienestar de la gente de su país. En 1977, fundó la Asociación Asan para gente desfavorecida y donó la mitad de sus acciones de Hyundai. Otro acto que demostraba su deseo de ayudar era el ingenioso método del petrolero, en el que hundía un barco en desuso para crear un campo de cultivo de arroz en Seosan, que resultó ser uno de los proyectos con mayor reclamo en Corea hasta hoy en día. Para mejorar la imagen de su país, Chung Ju-Yung se convirtió en el presidente del Comité Olímpico en 1981. En los siguientes 7 años, Chung hizo todo posible por mejorar la percepción de su país, gastando una considerable parte de su dinero para traer los Juegos Olímpicos a Seúl en 1988. Sin embargo, entre sus múltiples actos de generosidad, destaca uno: cuando era joven, Chung Ju-Yung utilizó el dinero que recibió su padre al vender una vaca para escapar de su ciudad en Corea del Norte y huir a Seúl. 55 años más tarde, el fundador de Hyundai mandó 1.001 vacas hasta la frontera de Corea del Norte, con una vaca extra para pagar la deuda a su padre. Pensó que, si una vaca pudo hacer tanto por él, qué no podrían hacer 1.001 por la gente de Corea del Norte.
  2. Joven a los 52 años

    Cómo contribuyó Hyundai al milagroso crecimiento de Corea “Mis padres trabajaban de sol a sol, y aún así eran pobres. Yo decidí ayudar a mi familia y a la gente de mi país a prosperar.” -Chung Ju-Yung, Fundador de Hyundai Motor Group Chung Ju-Yung tenía clara su visión desde que era un niño. Una visión que le hizo pasar de un trabajador que cargaba piedras al fundador del Grupo Hyundai. Chung Ju-Yung nunca vio límites. En lugar de ello, trabajaba sin descanso para encontrar nuevas posibilidades, demostrando a la gente de su alrededor una y otra vez que los límites están solo en nuestra imaginación. Hyundai está en el ranking de las 500 mejores empresas de la revista Fortune de 2019. Pero nuestro logro más importante ha sido romper los límites de nuestra industria un año tras otro, pasando de ser una empresa joven a líder en motores alternativos. Al final de su trayectoria profesional, Chung vio cómo el sueño de contribuir en el desarrollo de su país se hizo realidad. En 1996, Corea fue reconocida oficialmente como un país desarrollado. Había pasado de ser un país que la gente apenas conocía a ser un país del primer mundo en un tiempo récord. La gente de Corea prosperó y el país progresó rápidamente. Hoy, Hyundai representa la filosofía de su fundador mientras continúa avanzando con una valentía inigualable.
  1. 1
  2. 2
Movil Desktop Último
  1. ¿Qué es lo siguiente?

    La visión de futuro de Hyundai Algunos se preguntan cuál es el futuro de Hyundai. En estas páginas hemos compartido cómo Hyundai no es solo una industria, sino una compañía con una visión sin límites. Pasamos de hacer carreteras, puentes y barcos a fabricar coches. Y entretanto, reconstruimos nuestro país. Hemos pasado de nuestros humildes orígenes a encabezar la vanguardia tecnológica de movilidad con el NEXO, la segunda generación de vehículos de pila de combustible de hidrógeno. La previsión de Hyundai para el año 2030 incluye la producción de 500.000 vehículos de pila de combustible, lo que marcará el inicio de una nueva era de movilidad y un nuevo camino hacia el futuro. Hemos hecho un viaje muy largo. Pero no pararemos aquí. ¿Qué es lo siguiente?
  1. 1

Unos imaginan el futuro. Nosotros lo construimos.

Descubre nuestra gama eléctrica. Algunas marcas solo anuncian coches sostenibles, mientras que Hyundai ya ha traído al mercado tres vehículos sin emisiones. Hace poco lanzamos nuestro innovador modelo de pila de combustible: el Nexo. Además, presentamos el primer SUV compacto completamente eléctrico de Europa, el KONA Eléctrico, con hasta 449 km de autonomía. El nuevo IONIQ Eléctrico tiene mayor autonomía de conducción, recorriendo distancias de hasta 311 km. Y no pararemos aquí. La conducción eléctrica nos espera.

Garantía

Disfruta de la tranquilidad extra de las mejores garantías de la industria, de serie con tu Hyundai – Certificamos esta calidad con una garantía de kilometraje ilimitado de 5 años que te permitirá disfrutar de la vida sin tener que preocuparte de tu coche.

*La garantía ilimitada de 5 años de Hyundai se aplica sólo a los vehículos Hyundai que han sido vendidos originalmente por un concesionario autorizado de Hyundai a un cliente final, según se establece en los términos y condiciones del folleto de garantía. 8 años o 200.000 km de garantía en la unidad de batería del vehículo. Se aplican los términos y condiciones locales. Póngase en contacto con su distribuidor oficial de Hyundai para obtener más información.